lunes, diciembre 05, 2005

Diciembre no es el mismo...

Diciembre no es el mismo
sino por sus compras y saludos.

Se ha ido transformando en cada ciclo
junto con nosotros, nuestras vidas.
Antes se vestía de juguetes e ilusiones,
ahora de balances y proyectos.


Cada año que se escapa nos deja un ladrillo
que va elevando el muro frío
que acota nuestras vidas.

Y sin embargo se aproxima
con la sonrisa del recuerdo,
con la caricia de los sueños,
con el abrazo compartido.

Diciembre nos visita
cual predecible amigo ansioso;
pero en su rostro afloran cambios:
pausados como brisa,
irreductibles como el tiempo .




Autor: © Eduardo Waghorn H.


domingo, noviembre 13, 2005

Reencuentro.


Fuimos novios a los 19, amor intenso y lozano; chocolates los Domingos, besos en madrugada. En sus ojos verdes me perdía, horas, buscando el arco iris. Y ella parecía devorar mis versos, aun mi boca.
Y el amor...

Fuimos novios a los 19, era tan natural, tan sencillo y cotidiano. Tan bellamente animal, el rocío nos bañaba sutilmente, como algas, como prado.
Y la dicha...
Y los atardeceres...

Pasaron 20 años.

Nos volvimos a encontrar, por los designios de un travieso duendecillo caprichoso. Pero nuestros ojos reflejaban una neblina extraña, ya no había chocolates ni tesoros escondidos.
Y el cinismo.

Las madrugadas tenían pauta, y los besos reglamento. Con horror ví que sus labios no eran mas que un gran concepto.

Y el rencor.
Y las dudas.

Nuestros cuerpos se habían alambrado, delimitados sentires.
Nuestras salivas estaban formateadas,
nuestras almas adiestradas.
Hoy no hay tiempo para contemplar atardeceres.


Y las culpas.
...........................

Me he distanciado aun a tiempo
de guardar la compostura.
O de perderla, da igual.

(Y el miedo).

"Nos vemos en 20 años" -nos diremos pronto.

Los atardeceres por entonces
nos parecerán muy breves.






Autor: © Eduardo Waghorn H.


jueves, octubre 20, 2005

Desgarro en Viernes


El la acariciaba sutil, amores antiguos,
inconexiones que llueven
en el crepúsculo intacto.


Los años pesan en un instante,
los hijos, los bienes.
De pronto un rayo
se conecta con sus ojos
y humana ausencia se proyecta
hacia los focos de los postes.


Una mentira, un veneno
que traspasa las preguntas
de la paloma entumida, cercada,
mujer pequeña...


Ya no te amo, debo decirlo
en algún gesto, un esquivar, una huida.
Ya no me amas, mas no pronuncies
mas que el adios de tu mortaja.
No digas nada.





Autor de las letras: © Eduardo Waghorn H.

Psicoanálisis cotidiano.


Autor: © Eduardo Waghorn H.

viernes, octubre 14, 2005

Ver y Palpar, 1941 (Vicente Huidobro)


Ella daba dos pasos hacia delante
Daba dos pasos hacia atrás
El primer paso decía buenos días señor
El segundo paso decía buenos días señora
Y los otros decían cómo está la familia
Hoy es un día hermoso como una paloma en el cielo

Ella llevaba una camisa ardiente
Ella tenía ojos de adormecedora de mares
Ella había escondido un sueño en un armario oscuro
Ella había encontrado un muerto en medio de su cabeza

Cuando ella llegaba dejaba una parte más hermosa muy lejos
Cuando ella se iba algo se formaba en el horizonte para esperarla

Sus miradas estaban heridas y sangraban sobre la colina
Tenía los senos abiertos y cantaba las tinieblas de su edad
Era hermosa como un cielo bajo una paloma

Tenía una boca de acero
Y una bandera mortal dibujada entre los labios
Reía como el mar que siente carbones en su vientre
Como el mar cuando la luna se mira ahogarse
Como el mar que ha mordido todas las playas
El mar que desborda y cae en el vacío en los tiempos de abundancia
Cuando las estrellas arrullan sobre nuestras cabezas
Antes que el viento norte abra sus ojos
Era hermosa en sus horizontes de huesos
Con su camisa ardiente y sus miradas de árbol fatigado
Como el cielo a caballo sobre las palomas


-Qué decirles, con este poema del Maestro Huidobro, mi ser se llena de sueños, haces de luz que chorrean hacia adentro, se va formando una especie de Agujero Negro que implota y se traga toda la cosmografía. Y el corazón se me ahoga.

martes, octubre 11, 2005

El habla humana da las gracias.




Conceptual xie xie conceptual spacibo conceptual salamat conceptual danke conceptual khawp khun conceptual obrigada conceptual

Gracias en WUBA

Autor: © Eduardo Waghorn H.

El poeta ve (Comentario)

Aunque ésta es una canción, compuesta en 1998, refleja la forma de ver las cosas de un poeta. Me inspiré en el clásico del cine El Dr. Zhivago, protagonizada por el mítico Omar Shariff.
Esa es, según mi opinión, la escencia misma de la poesía: no tiene una lógica racional, mas bien se resume en el trasunto de nuestra apreciación subjetiva de la vida, nuestras propias impresiones, y nuestra propia forma de asimilarlas. Aunque la métrica pudiera jugar un rol relativamente importante en algunos casos -por el tema más de la estética que del concepto-creo que lo más importante es la selección y combinación de palabras, el elemento auditivo (o mentalmente auditivo si leemos en silencio), y el efecto que éste tiene en nuestra parte cognitiva.
Por eso estoy anuente a mostrar poesía de vanguardia, aun poesía visual. Creo que es una parte imprescindible  de expresarnos en el mundo.


Autor: © Eduardo Waghorn H.

martes, octubre 04, 2005

La Carga

Mi cuerpo estaba allí... nadie lo usaba.
Yo lo puse a sufrir... le metí un hombre.
Pero este equino triste de materia
si tiene hambre me relincha versos,
si sueña, me patea el horizonte;
lo pongo a discutir y suelta bosques,
sólo a mí se parece cuando besa...
No sé qué hacer con este cuerpo mío,
alguien me lo alquiló, yo no sé cuándo...
Me lo dieron desnudo, limpio, manso,
era inocente cuando me lo puse,
pero a ratos,
la razón me lo ensucia y lo adorable...
Yo quiero devolverlo como me lo entregaron;
sin embargo,
yo sé que es tiempo lo que a mí me dieron.

Manuel del Cabral

Disciplina Secreta












La casa como barco
en alta mar de Junio.
Las calles como trenes
de noche sosegada.
Estas cosas no pasan en el mundo.
Estoy por afirmar
que ahora vivo en un libro de poemas.
Pero si tú me miras,
decidida a existir
desde el fondo templado de tus ojos,
también existe el mundo.
Y muy probablemente
yo acabaré por existir contigo.




Luis García Montero

No soy culpable, sólo un cronista












Yo soy sólo un cronista.


No soy culpable de nada, excepto de mi defensa
y de arrepentirme de algunas posiciones extremas
A lo más pueden echarme encima alguno
de los crímenes que han cometido ellos,
pero a la larga ningún fuego se pierde,
las aguas retornan a su sitio,
todo adquiere el tono grisáceo de la simulación.

Nadie buscará la huella de mis zapatos claveteados
en el chaco boreal
ni me quedaré en arbela viendo pasar los muertos
en el espejo deformado de mi cara.

Ni más acá ni más allá me esperan maleficios,
ningún vengador llegará tardíamente a descuerar
mi conciencia y los árboles no cubrirán la osamenta
de un general sin tropa.
Mi muerte no será espectáculo público ni privado,
decantado en el ánfora apenas un amasijo de silencios.
Del otro seguirán hablando, lo calcinarán
con una lentitud histórica
difícil de parangonar y precisar.
Jamás la apariencia parodió tanto a la esencia
como en este caso.
Nunca la pirotecnia del recuerdo
ha dado tanto que hablar sobre tan poco.
Nadie negará su existencia.
Nadie olvidará sus execrables discursos.
Nadie dejará de pensar en la maldad sin recordarlo.
De alguna manera ha sido yo, todos nosotros,
de alguna manera seguirá perdurando en la memoria
en el laberinto de la zona oscura,
en la falsificación.

A mí no me clavarán un puñal por la espalda
ni me pondrán en el libro de los hechos sin vuelta.
A mí apenas
me juzgarán por dar cuenta de los excesos.


Por limpiar el polvo de una superficie rasguñada por el terror.


Naín Nómez-Díaz


miércoles, septiembre 28, 2005

¿Qué es la poesía?

poesía trascendente

El hombre de ojos iracundos preguntó: ¿Qué es la poesía?
El hombre de los ojos limpios
miróle profundamente, sin proferir palabra
En su mirada había poesía.



Roque Dalton

sábado, septiembre 17, 2005

De lo que fui






"Si aquí estuvieran las miradas
que solo daban hielo seco, tal vez pudiera encontrar
las mas vacías que inventé,
y así quemar en mi sentir lo que no soy,
pero que fui"





Autor: © Eduardo Waghorn H.

miércoles, septiembre 14, 2005

Un poema muy extraño : publíquese.



"Yo pertenezco
A la sociedad de los poetas muertos…
Porque como poeta apesto,
Y me van a linchar un dia de estos

Eres hermosa
Cuando duermes…
Serena como una rosa…
Y a mi corazón enterneces

Comeré de tus manos…
Y dormire en tu regazo…
Le ladraré a tus enemigos…
Aunque me den un balazo

En mi cabeza,
Tengo un hamster en vez de cerebro…
Dandole vueltas a una rueda…
Pero en mi corazon tengo tu fotografia "
....................................................

Autor: Sergio Miguel Pier Perez.

Carta abierta a Feña: el reencuentro.

el blog del Feña

Vaya Fernando, qué emoción. Con los años me he puesto mas blanducho de corazón. Menos cerebral. Mas visceral. Así debe ser. Somos tan pequeños.

Soy felíz como papá amigo, así como tú te ves: ello me ha hecho mas flexible, mas tolerante, mas humano. Estoy alejado de la congregación, hay tantas cosas que por dignidad ni siquiera publicaré en blogs ni cosas de la net, serán solo objeto de alguna conversa si se da, esta enterrado en el fondo de un corazón bastante lastimado, pero esa es harina de otro costalillo. Tus hijos se ver lindos, sanos, felices, llenos de tu amor y el que sin duda les brinda su mamá. Esa es la vida real, los vínculos que el mismo Creador diseñó, afectos indispensables para estar completos, creo yo.


¿Así que calumnias? Me haces reir. Tu sabes como es la congregación, Fernandito. A diario, y esto SI LO PUBLICARE, pasan por mi lado señoras predicando y escucho (quien me hizo un oido tan re agudo??) sus reproches, sus quejas, sus pelambres, sus ocios...que queda para hablar de alguien que fue mas de 10 años precursor especial, que ayudó a fundar como 5 congregaciones. En fin. Sí, he pecado, padre, por ser tan ingenuo, tan candido, tan inexperto. Asi que si te dicen que soy un pecador, por cierto  lo soy: sigo siendo el mismo idiota confiado, que entrega lo mejor de sí, que espera lo mejor de otros. Se que no voy a cambiar. 



Son 39, que le voy a hacer. Soy demasiado tierno, me fijo en cosas pequeñas y absurdas para muchos, como la amistad, el pasar un buen momento juntos sin intereses dobles, en tender la mano cuando es necesario. Soy incorregible. Ni siquiera doy pa' la expulsión (smile).

Un abrazo, sea que nos veamos o no. Te recuerdo con cariño. El otro día me acordaba de tu visita cuando yo estudiaba Derecho en Viña, te acuerdas? En ese entonces yo era un pequeño y vil fariseo, Feña, pero la vida me ha humillado, me ha moldeado. (Por que dice este bruto esas cosas de sí, diras? No te lo contestaré. Solo lo diré, y por favor aceptalo).


Te envío mucha paz, mucho equilibrio y mucha simpleza. Eso es lo que nos falta, ¿no crees?




Atte.,

Station Wagon.

viernes, septiembre 09, 2005

Yo no quiero ser amigo ( Canción, 1991)



Yo no quiero ser amigo
de envidiosa enemistad,
de aquel burdo sub-urbano
que se jacta de su andar;
que gritó a los cuatro vientos
su presunta "caridad":
yo no quiero ser amigo
del que engulle a los demás.

Yo no quiero ser amigo
- muy tranquilo puedo estar-
del que adula mi buen trigo,
que lisonja mi cantar,
porque puede serle útil
y, ¿Quién sabe , dé oro y pan?
Yo no quiero ser su amigo,
con él nunca me verán.



Yo no quiero ser amigo
del que a medias va a abrazar,
del que mira con sospechas,
que ni en él puede confiar;
que ha inclinado sus oídos
siempre a aquel mejor postor,
y empaqueta en tantos moldes
el amor.



Agradezco sus consejos,
sus regalos, su alabar;
pero a otros pueden darlos:
no preciso de ese ajuar.
Yo no quiero ser amigo
del que se hace traidor,
del que arrienda el propio abrigo;
el que vende sinsabor.



Yo no quiero ser amigo
del que a medias va a abrazar,
del que mira con sospechas,
que ni en él puede confiar
que ha inclinado sus oídos
siempre a aquel mejor postor,
y empaqueta en tantos moldes
el amor.






Autor: © Eduardo Waghorn H.

Tus pedazos, vista cruda (2004)













Finalmente
PUDE hacerlo:

te extirpé la máscara,


te desnudé, en pleno invierno
(fría lluvia en nuestra contra).

Me exhibí implacable, y tu imágen se entregó,
-cruda,
-real,
-dolorosa.

Porque la vida a veces no es de rosas,
porque los días a veces son reales,
porque las horas a veces nos laceran...
---------
Ahora procuro olvidar,
y me empeño en recoger los pedazos
de esa máscara, de esas ropas,
los colores, los segmentos , las dendritas de ilusiones:
ya no están.

Se han tornado en humo tosco,
en recuerdos de la muerte,
en arteria que hoy aprieta,
en silencio que te ahoga,
y en fatal desilusión.


Autor: © Eduardo Waghorn H.

Surrealismo I

consumismo no significa felicidad












Despacio, lánguido,
posando mi cabeza en la almohada blanca,
sueño que despierto,
o despierto en un sueño.


Todo es absurdo.
Irreal, lleno de preguntas y lamentos...

Los rostros interrogan, miran con ansias,
con anhelos encubiertos.

Y se consagra lo uniforme, lo trivial,
cotidiano insulto a mi pensar,
habitual vivir por respirar.

Desayunan. Algunos se asean, se visten,
se acicalan.
Se transportan, desplazando sus envidias
y agresiones. Sus horrores. Sus miserias.

Se agotan,

se precipitan en su trance diario.

Y no saben
-o fingen no saber-
que todo es absurdo,
irreal, lleno de preguntas y lamentos.






Autor: © Eduardo Waghorn H.

Pirámide esquizo, 1998.



eres
diáfana,
estrellas
sin manchas
azules verdosas
y lilas,rojizas que
crecen lejanas:¿Tú no?
Mi ser te palpa, y tu risa,
y tu calma:pupilas proyectadas
tristeza de nada, aun hoy,grisácea
en tus besos,de pulpa,mojados,fructosa
en fragancia...y luego ese brillo que ciega
y fulgura,mis horas oscuras,miedos y locura.

-Pirámide esquizo, 1998 brotó extemporánea, buscando fundir plástica y palabra.


Autor: © Eduardo Waghorn H.

Y entré en aquella sala...


Sí, entré en aquella sala,
cuadriforme, todo apuros,
aroma a limpio y esfuerzo,
sonrisas en tus ojos y en mi alma,
nervios estomacales, segundos eternos...
y susurra la enfermera:

"es una princesa, venga a verla"...
.............................................

Luego ingreso a la cámara más recóndita,
te tomo entre mis brazos,
colorada y rubicunda,
arruguitas de comienzo,
envuelta en tierno manto.
.....................

Compartimos los minutos,
dialogamos
una amada bienvenida.

"Alejandra,
hoy irrumpes en el mundo
y por fin
en nuestras vidas.

O las nuestras en la tuya..."


Autor: © Eduardo Waghorn H.

Estrictamente poemas, antipoemas y propoemas: PROPOSITO

En este blog publicaré poemas y otros escritos de mi autoría y de otros, como no. Por ende, para ordenarse un poco, las CANCIONES irán en

movilwagg1.blogspot.com

y todo lo demás, es decir, lo cotidiano (que ya es bastante), se publicará en el blog principal,

movilwagg.blogspot.com


Gracias.

Caos absoluto ( o del rebelde campesino)












En pleno centro, de compras, agi
ta
do..

...
..con apuro, entorvado y
comprimido,
iriso versos, lluevo mis calmas.

Aun no escampa ( ! ).Aterrado ante ese síncope, civilizo por la fuerza...
Repto, nausebo y smógrito,
mientras damas placebadas exhuberan,
crétidas y sexíbolas.

Ternoadictos, cinitúpidos,
endineran sus ensorbos
-enjugados, trapilacios-.

No diviso más jardines
(ni pacífico respiro)
que unas nacaradas y sedosas,
ignoradas, pauperriadas por el orbe.

Se me agita la jadencia,
se me corta la encordura:
¡Se me acaba la hielada!
Estallando incontrolable en Saharianos quemazones
me desplazo entocinado, enjuto, sebáceo,

me des
plo
mo
en una banca...
catapúltido, fundido.

Así exhalo un gran bufido de tragedia,
a dos horas de mi casa,
donde tarde y sin kinésis
amicrizo, aplanizo,
exhausto y conturbado,
extra-temperado (cómo no)...

¿Extreñido?
Saturado de U.R.B.A.N.I.S.M.O.S.
--------Campestre del alma,
...........añorando
mi chacrita del olvido,
mi remanso del silencio,
la cordura del arado.


Autor: © Eduardo Waghorn H.

Hay que escribirlo todo.












Hay que escribirlo todo:
roces, ojos, bocas, ruidos,
chirridos,expresiones;
hay que grabarlo todo:
memorias y olvidos,
letanías y júbilos,
lágrimas y risas,
carcajadas,melodías
y suspiros,
alientos extraviados,
manos quietas...
aun quejas y perfidias.
Yo me arriesgo, me adelanto,
y consigno esta modesta invitación,
el llamado a lo perpetuo,
el poema incombustible.
Les imploro si es preciso!
Sí, hay que grabarlo todo
y describirlo,conservando al fin
aquellotan sutil e imperceptible
como aferrarse en la noche
a un precioso amanecer,
huella de tesoros,cántaros,
marmitas,al final del arco iris.
El Dorado de prekinder,
que nos brilla hasta la muerte.
Siempre fieles al sendero,fervorosos,
afiebrados.
Hay que grabarlo todo,depositar
cada segundo
en el baúl que aun sagrado
mora y palpita en nuestra sien.

Autor: © Eduardo Waghorn H.